1/32

 

Mi padre es una persona muy ordenada. 
Lo clasifica y cataloga todo.
Le encantan las colecciones.
Mi padre ha fumado la pipa treinta años.

 

 

Recuerdo las tardes de invierno 
en las que mi padre ponía 
en el tocadiscos del estudio 
un vinilo de música clásica.
Elegía una pipa, 
limpiaba el interior de la cánula 
y cargaba el hornillo.

El tabaco estaba almacenado 
en un tarro de cerámica 
con tapa de corcho, 
donde se mantenía húmedo 
con una cáscara de manzana 
y unas gotas de coñac.

Una vez encendida la pipa, 
cogía un libro de historia 
y empezaba a leer 
mientras el estudio se llenaba de él.

 © 2019 Cristiana Gasparotto

  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle